Graduada de la vida

Hace tiempo escribí este texto. Y ahora , época en que todos conocemos a alguien que está acabando la carrera, que tiene su graduación, la mía misma la semana que viene… me ha venido a la memoria este texto, y creo que para esta época es adecuado 🙂 .

(Graduada en Ciencias de la Actividad Física y el Deporte. No hace falta decir todo lo que esto supone para mí. Haber acabado lo que un día fue para mí un sueño. He aprendido muchísimo, he descubierto ámbitos y perspectivas que jamás pensé que habría. Sé que puedo ayudar en la gente y hacer por su salud mucho más de lo que se puede suponer. Que puedo hacer que la gente se sienta mejor, que confíe más en sí mismo, tratar sus patologías, y sobre todo prevenirlas, hacer que la gente sea proactiva en el cuidado de sí mismo y su salud sin esperar a que otro le solucione, en esta sociedad del tratamiento. Además, el máster de nutrición trata de complementar esa visión, y poder investigar y entrenar o fomentar a que a gente hace actividad física para que esté más sana, se sienta mejor, sea más feliz). 
Pero esto no es de lo que realmente quería hablar, porque quiero aprender otras lecciones, ser graduada de la vida.

Quiero graduarme de la vida. Quiero cursar la asignatura de vivir, y no me conformo con asistir a clase, quiero participar, involucrarme.

Educarme entre tus besos, tus abrazos, aunque a veces intangibles, tú mi primera maestra, mi primera palabra. Aprender qué es ser una familia, qué es ser uno mismo, a afrontar los suspensos en la vida, y a disfrutar de las buenas notas. Y sobre todo a luchar por ellas, estar satisfecha de haberlo hecho lo mejor posible, independientemente de la nota.

Pasar el examen de cada herida y quedarme con la lección de cada día, pues todos los días se va uno a la cama con algo nuevo aprendido, a la cama no te irás sin aprender algo más. No olvidarme de hacer las tareas, aprender a multiplicar mis sonrisas y dividir mis miedos, despejar la X que somos en esta ecuación de la vida. Fraccionar los problemas, hacer exponencial mis virtudes. Conjugar el verbo ser y no el tener. Escribir nuestra historia como una de las mejores historias de la literatura. Entender la vida a bersos, comerme menos la cabeza y más el mundo. Aprender el idioma de las relaciones.

Sigue leyendo

Anuncios

Caverna moderna

Es sistemático

aunque no quieras, estás o acabas dentro del sistema,

condenado a centrarte en la caverna

y lo peor es que no te das cuenta.

Sigues pensando que eres libre

esta es la baza más fuerte con la que juegan

en este mundo huxleyano bebemos con placer el soma

sin saber que es lo que nos condiciona

de este sueño del origen de la realidad asumida de Matrix llega.

Es sistemático este sistema, Android, iOS, Linux capitalims “sapiens”? nos han instalado de serie, en cadena.

Realidad virtual

Facebook, Twitter, Instagram

la vida, la amistad, el amor, se pagan

te pasas el día en blogs de moda

crees que tu profesión te exalta, te honra

cuando no es más que la forma de mantener la norma.

Dinero para el “bienestar”

encadenado a las cosas

obsolescencia programada de valores

la resistencia a lo establecido se desvanece como pastilla efervescente para el dolor de cabeza

ya no hay salud sin medicinas.

Dinero para poder ir de compras

que te distingan de la vecina

y sin embargo son sólo modas

y la dignidad es registra.

Ya no puedes huir ni al sur ni al norte

ya hay que pagar hasta para perderte en el monte

en la playa se reservan plazas

en el mar solo hay vestigios de una humanidad “al alza”.

“artistas” prefabricados, máquinas expendedoras de ilusiones envasadas, verdades condicionadas

se compran las estrellas, se hipotecan con un “he leído y acepto las condiciones” hasta el alma

besos sólo por pantalla

te crees que tu amor es único, pero es como el de cualquiera

enseguida bragas fuera

revoluciones por twitter

Dior como bandera

selfies para hacer una era orwelliana autoimpuesta.

Puedes pecar si luego vas a la iglesia

reconocimiento en número de seguidores aunque sea por montar fiestas

se esconde el amor y no la guerra

donde el amor es un negocio y se maltrata la belleza

la condición del sexo es un problema pero no su compra-venta

en qué siglo vivimos si hasta el color de la piel cierra las puertas

y los muros crean fronteras en un mundo que es de todos pero hay que cruzarlo en patera

Intentas disimularlo con perfumes, pero este mundo huele a química, fábricas, negocios sucios, mierda.

Noches de discoteca

farsas de prensa

crítica social de etiqueta

peces de ciudad que no salen de su pecera.

Alcohol, sexo, drogas, soma, desenfreno

mañanas de ibuprofeno

house, latino-electro

sentimentales excesos

historias hollywoodiendenses

hasta las canciones con mensaje “diferente”

tienen su truco circense

dos rastas y un peta no convencen

hasta con lo alternativo y el buen rollo se venden

frases positivas hasta en tazas, agendas, bocetos

calendarios con sonrisas para que no conste el paso del tiempo.

Haciéndonos creer inmortales: la ciencia puede,

que recursos de la tierra habrá siempre

que más dará el planeta que encuentre tu descendencia

y el dinero no lo roban dirigentes

se usa sólo por el bien de toda la gente.

Y no te creas, ni tú ni yo somos diferentes;

aún pensando que puede estar el sol ahí afuera,

(lo hemos vistos anunciado en las noticias de la tele)

seguimos muy cómodos aquí en la caverna

ahora encima moderna:

TV full HD, home cinema,

WiFi, pensión completa

¿Para qué y cómo salir ahí fuera?

740