Y tú no sabes

Y tú que no sabes
cuánto mi cuerpo pide a gritos mudos el tuyo
ni cómo mi cabeza enloquece cuando te imagina besándome
y tú que aún no sabes
que mi único deseo es morir habiendo vivido todo contigo Sigue leyendo

Anuncios