Una chica enamorada

Una chica enamorada 1

Sigue leyendo

Anuncios

Hay días que es mejor no despertarse

Hay días en los que levantarse de la cama parece que es un despropósito.

Días en los que al levantarte, no sólo no lo haces con el pie derecho, sino que el izquierdo veloz y presuroso se interpuso y se adelantó a tus intenciones de empezar bien el día. Y da gracias de haber aterrizado con el pie, aunque fuese el menos deseado, porque en días como estos, caer de pie en vez de comerte el suelo al bajar de la cama es todo un milagro. A veces es mejor levantarse con los pies juntos que intentar hacerlo con el derecho, porque igual te sale el culo por la tirata.

Son días en los que te ríes de los 13 martes, en los que excepto casarte o embarcarte puedes hacer de todo sin impedimento. Pero en estos días no puedes hacer ni abrir el ojo pues alguien ha de meterte el dedo. En los que seguro que te pisan porque llevas chanclas. Un día tonto con tontos todo el día, donde es mejor estar callado antes de abrir la boca y parecerlo. Sigue leyendo

Creación

Cuando te paras a pensar qué cosas son importantes en esta vida te das cuenta que precisamente éstas no son cosas sino: las personas que queremos, el amor, la felicidad, la amistad… Pero si reflexionamos en qué empleamos la mayor parte de nuestro tiempo nos damos cuenta que quizás “valoramos” en cuanto a  inversión temporal otras cosas: el trabajo, el dinero, otras obligaciones… en vez de dedicar un tiempo para querernos, ser felices, disfrutar y descubrirnos en los nuestros. “Ojalá hoy encuentres el tiempo que nunca tienes para dedicarle un momento a ser feliz” (El Principito).

Reflexionando mucho, y después de que mis pensamientos hayan viajado por varios laberintos, he llegado a una conclusión: una de las cosas más importantes de la vida es la creación. Sigue leyendo

:

:

Sí, son dos puntos. Los puntos que se emplean para detener el discurso para llamar la atención sobre lo que sigue, que siempre está en estrecha relación con el texto precedente.

Pero no son sólo eso. Nos son dos simples puntos uno encima de otro. Son mucho más que eso: Sigue leyendo